El riesgo de un evento de la naturaleza que destruya o inflija grave daño a tu casa, una demanda contra tu persona que ponga en riesgo tus activos, o un accidente de automóvil que inflija daños a otras personas o propiedades por los cuales debas compensar a las personas afectadas es una situación muy seria que te puede llevar a la quiebra económica. Si eres propietaria de una residencia, seguramente has oído hablar del seguro de home-owner o de un personal package. Este contrato de seguro para propietarios de una residencia combina varios tipos de cubierta en un sólo contrato para protección contra varios riesgos.

El contrato home owner incluye daños a la propiedad causados por eventos de la naturaleza, tales como huracán, incendio, terremoto, vandalismo y pérdida del contenido, incluyendo mobiliario, equipo, joyas y otras pertenencias. Como parte del contrato se provee para cubrir la responsabilidad ante terceras personas que sufran daños mientras están de visita en tu propiedad y reclamen, mediante demanda, una compensación por dichos daños. El contrato conocido como personal package permite incluir en el mismo contrato uno o varios automóviles que utilicen miembros de tu familia. En la cubierta de automóvil puedes incluir, tanto la responsabilidad tuya antes terceros, como los daños a tu propio automóvil, mediante lo que se conoce comúnmente como full cover.

En la cubierta de propiedad debes asegurarte que el contrato provea disposiciones de costo de reemplazo (replacement cost) para la estructura de la propiedad y sus pertenencias personales. Esto significa que, de ocurrir una pérdida, te pagarán los daños al costo actual de reemplazar la estructura o las pertenencias. Si esta cláusula no está incluída, la aseguradora te pagará los daños incluyendo un factor de depreciación de la propiedad o las pertenencias y puedes terminar recobrando solamente una pequeña parte de tu inversión. El contrato debe proveer también para un co-aseguro de 80% mínimo, es decir, la aseguradora cubrirá por lo menos el 80% de los daños y tu el 20% restante.

La cubierta de responsabilidad pública debe proveer suficiente protección ante demandas de terceras personas en contra tuya. Debes adquirir siempre una protección mínima de $100,000.

En la cubierta de automóvil debes asegurarte que estés protegido en responsabilidad pública por daños a personas y a la propiedad ajena. Debe incluir la cubierta de colisión y comprensivo que te protegen contra daños a tu propio automóvil, ya sea como resultado de colisión con otro automóvil, o como resultado de actos de la naturaleza: que un árbol caiga sobre el automóvil, que una inundación lo arrastre, que se incendie o que una tormenta eléctrica lo afecte. En Puerto Rico, todos los automóviles deberán estar asegurados con una cubierta mínima de daños a los otros automóviles, pero esa cubierta es limitada y no incluye tu propio auto, sino el auto al que afectas en un accidente. Es importante la protección que te brinda una póliza “home-owner” o un “personal package”.

En Muñoz & Company, Inc. podemos orientarte.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>